Europa | España - Autobuses Eléctricos
miércoles 26 de abril de 2023
“Estrategia 2023”: Volvo juega con MCV para dominar buses eléctricos en Europa
Volvo Buses ha firmado una Carta de Intención con el carrocero MCV (Fabricación de Vehículos Comerciales) con la intención de producir carrocerías para sus autobuses eléctricos para los segmentos urbano e interurbano en los mercados europeos.
Volvo
La asociación con MCV es parte del nuevo modelo comercial de Volvo Buses en Europa.
Compartí la nota

Está previsto que la producción en serie de los buses eléctricos de Volvo comience en el verano de 2024 y se espera que los primeros se entreguen a los clientes en Europa a principios de 2025.

“Estamos muy contentos de haber profundizado nuestra asociación con MCV, ya que tienen la experiencia y la competencia para producir carrocerías, cumpliendo con los estándares y demandas europeos”, expresa Dan Pettersson, vicepresidente senior de Volvo Buses.

“Al cooperar con un carrocero externo, tendremos una mayor flexibilidad para cumplir mejor con los requisitos del mercado y las demandas de los clientes”, agrega.

La intención es que MCV produzca bajo licencia carrocerías para los autobuses urbanos Volvo 7900 Electric y Volvo 7900 Electric Artie de dos y tres ejes.

Para el segmento interurbano, las empresas trabajarán juntas para desarrollar una oferta eléctrica.

Como se comunicó anteriormente, la producción de chasis permanecerá en las plantas del fabricante de buses en Boras y Uddevalla, Suecia.

“Volvo Buses será el punto de contacto para que los clientes garanticen altos estándares de sostenibilidad, seguridad y calidad. Continuaremos apoyandolos con servicios de tiempo de actividad y piezas de repuesto”, asegura Pettersson.

MCV ya es uno de los socios clave de la empresa y ha entregado con éxito carrocerías a clientes en el Reino Unido, como Metroline.

“Esperamos expandir nuestra asociación con Volvo Buses y trabajar juntos para crear una oferta atractiva para sus clientes”, comenta Karim Ghabbour, presidente de fabricación de vehículos comerciales de MCV.

La asociación con MCV es parte del nuevo modelo comercial de Volvo Buses en Europa.

Volvo 7900 Electric y Volvo 7900 Electric Artie

Este  se centrará en la producción de chasis y trabajará junto con carroceros externos para ofrecer a los clientes una gama completa.

La Carta de Intención con MCV aplica para carrocerías de modelos eléctricos para los segmentos urbano e interurbano en Europa.

Paralelamente a la asociación con MCV, Volvo Buses está investigando ofertas adicionales con otros carroceros.

Estrategias de electrificación de Volvo

Para Nuria Álvarez, la gerenta de electromovilidad de Volvo, el debate sobre cómo avanzar hacia una movilidad sustentable está saldado y la discusión no puede seguir siendo sobre eléctrico sí o eléctrico no.

Para ella, es hora de avanzar sobre una base de consenso.

La representante de la compañía automotriz opina que la discusión tiene que girar en torno a cómo afrontar el camión eléctrico, cómo hacer que sea rentable para los clientes y cómo hacerles la vida sencilla en esta transición tecnológica.

“En el 2040 el 100% de nuestras ventas van a ser eléctricos”, sostiene Álvarez.

La ingeniera hace hincapié en la importancia entender la electrificación en camiones como una transición.

“La implantación de la electromovilidad tiene que ser un proceso sostenible en todos los términos inclusive el económico, el cual obviamente tenemos muy presente”, expresa.

La empresa sueca comenzó el camino de la electrificación hace más de 15 años aplicado a autobuses. Recientemente anunció nuevos camiones eléctricos que comenzarán a fabricarse este primer trimestre del 2023.

Los nuevos Volvo FHVolvo FM y Volvo FMX poseen chasis rígido donde pueden instalarse grúas, compactadores de basura y mixers para hormigón.

Prometen una potencia de 490 kW, 3 motores eléctricos y 5 o 6 baterías de 450-540 kWh.

En 2019 la empresa sacó el primer Volvo FL Eléctrico y FE Eléctrico pensado para operaciones de distribución y desechos en la ciudad. En 2021 incluyeron los Volvo FHFM y FMX para distribución y construcción.

“¿Somos el fabricante que tenemos el 100% de la gama electrificada completa? Sí ¿Lo hemos hecho de golpe? No, hemos ido paso a paso y así lo vamos a seguir haciendo”, plantea la responsable de la marca.

En relación al papel que juegan los fabricantes en esta transición a vehículos cero emisiones, indica: “Asumimos la responsabilidad que tenemos y la estamos llevando a cabo. Sería bueno que nos vean como un socio más y no como un mero proveedor”.

Según Álvarez abordar un plan de sostenibilidad a largo plazo necesita de tecnologías que complementen al vehículo eléctrico, como el hidrógeno.

La ambición de Volvo es comenzar la venta de camiones eléctricos impulsados por celdas de esta energía a partir de 2025, y que para 2040 toda su gama de productos esté libre de combustibles fósiles.

 

Destacados.

Electromovilidad y diplomacia. La estrategia «neutral» de México ante la rivalidad entre Estados Unidos y China

¿Hay ejes eMobility innegociables para una transición efectiva? Según ANPACT sí y están delimitados. Entre numerosos puntos, algunos entran en choque. Estados Unidos y China para México son aliados, aunque entre ellos, el conflicto geopolítico es de larga data. Aquí, un análisis de las claves que el país latinoamericano requiere de ambos países.