Europa | España - Vehículos Eléctricos
miércoles 04 de enero de 2023
¿No basta con los coches eléctricos? Blume continúa corriendo tras los combustibles sintéticos
El CEO de Porsche, Oliver Blume, revela las prioridades de la compañía de cara a las transformaciones que está atravesando el sector de la automoción. La electrificación de sus modelos sigue siendo el norte a seguir, pero el rol de los combustibles sintéticos parece, una vez más, estar robandose el protagonismo.
Compartí la nota

Recientemente Porsche ha inaugurado su planta de combustibles sintéticos de Chile, en la cual hace meses que está trabajando.

Con la ceremonia de apertura, el repostaje de uno de sus 911 con los primeros litros producidos en las instalaciones, y declaraciones de su CEO, Oliver Blume se da un nuevo guiño a esta tecnología.

¿Esto significa que Blume dejará de lado a la electrificación?

 Tras asumir el puesto de directivo del Grupo Volkswagen el ejecutivo ha dado señales confusas, que han comenzado a generar dudas en torno a su apuesta al coche eléctrico. 

La normativa europea es clara en este sentido.

Se dispone que a partir de 2035 los motores a combustión quedarán por fuera del mercado, pero parece que con este tipo de tecnologías de “cero emisiones”, quieren colarse dentro del parque automotriz. 

En una de las últimas entrevistas que ha dado el CEO de las firmas, aseguró que ve futuro en muchos modelos con motor de combustión, por ejemplo en la marca de deportivos.

En declaraciones a la revista especializada del motor «Auto, Motor und Sport» planteó que los vehículos con este tipo de propulsión pueden ser casi neutrales en sus emisiones de CO2 y que se mantienen la demanda en todo el mundo.

Su antecesor Herbert Diess había apostado completamente por la movilidad eléctrica, pero ahora el cambio de puesto ha planteado riesgos en la estrategia. 

Oliver Blumen considera que hay que pensar en la protección del clima en su totalidad.

Pero mientras tanto considera que los “E-Fuels” son una solución adicional efectiva a la eléctrificación, ya que estos pueden ser casi neutrales con las emisiones.

De este modo, remarcó una vez más que todos los coches pueden contribuir a un objetivo neutro, independientemente del tipo de motor que tengan.

¿Falsas soluciones?

Cabe recordar que previo a la realización de la COP 27 y tras las votaciones en el parlamento europeo para el fin de los motores a combustión diversos actores se han pronunciado en contra de estas soluciones. 

La normativa Europea deja una puerta para que en 2027 estas tecnologías sean puestas a prueba para revelar su supuesta neutralidad, por lo que desde diversos sectores se espera que allí puedan ser finalmente vetadas. 

Mientras tanto, los fabricantes aprovechan esta brecha de tiempo para continuar invirtiendo en ellas, en vez de centrarse al 100% en la electrificación. 

En este marco, Transport & Environment no dió vueltas y fue concreto: “No tiene ningún tipo de sentido apostar por los combustibles sintéticos”.

En diálogo con Portal Movilidad España, el experto en electrificación de coches de la organización, Carlos Rico, planteaba que este tipo de propulsión responde principalmente a los modelos de lujo, “como los de Porsche”.

“Estos segmentos no son accesibles para la inmensa mayoría de la población y sin embargo están acaparando toda la atención y esfuerzo de los fabricantes a la hora de presionar en los trílogos “, comentaba en este sentido.

T&E ya ha demostrado que, incluso con las hipótesis más optimistas sobre el precio del e-combustible en 2030, un coche de gasolina bajo esta combustión estaría requiriendo 10.000 euros más uno eléctrico en una media de 5 años de uso

Además, se estima que la obtención de créditos de CO2 para la gasolina o los E-fuels, tal y como defienden las industrias del petróleo, gas y automoción, también sería más costoso.

Según los datos brindados les costaría hasta tres veces más veces la producción que los electrificados a batería en 2030.

¿Se pondrá un límite a esta estrategia?

Según ha declarado el CEO de Porsche no ha puesto una fecha límite para la apuesta por este tipo de segmentos

“En cada una de las regiones del mundo se están haciendo la transformación a diferentes velocidades. Tenemos la perspectiva europea, la perspectiva china, la de Asia Pacífico y la perspectiva de América del Norte y, por lo tanto, igualaremos las necesidades de cada región”, sostuvo en contacto con Car Magazine. 

A lo que agregó: “Estaremos preparados para todos los escenarios, pero decidiremos cuándo hay que decidir. Esta flexibilidad la hemos construido en los últimos años: ya hemos invertido en plantas de producción, en ingeniería y podemos aprovecharla, dependiendo de cuándo se muevan las regiones‘.

Destacados.

Electromovilidad y diplomacia. La estrategia «neutral» de México ante la rivalidad entre Estados Unidos y China

¿Hay ejes eMobility innegociables para una transición efectiva? Según ANPACT sí y están delimitados. Entre numerosos puntos, algunos entran en choque. Estados Unidos y China para México son aliados, aunque entre ellos, el conflicto geopolítico es de larga data. Aquí, un análisis de las claves que el país latinoamericano requiere de ambos países.