Chile | Vehículos Eléctricos
miércoles 03 de mayo de 2023
Tarifas para electromovilidad: ¿Qué oportunidades tiene Chile de regular en el corto plazo?
El proceso tarifario que está cerrando y el que ya inició para los próximos cuatro años no contemplan un lugar específico para la electromovilidad. No obstante, un decreto podría flexibilizar estas tarifas.
Chile aún no tiene un esquema de tarifas específico para aplicar a electromovilidad.
Compartí la nota

Uno de los grandes interrogantes a la hora de pensar en electromovilidad son las posibilidades de tarifas en la que se facturará la energía que cargarán los vehículos.

La mayoría de los países de Latinoamérica, en particular Chile, no tiene una reglamentación específica sobre el tema.

“Esa tarifa hoy no está diferenciada, es la que accede cualquier cliente”, aclara Ivan Saavedra Dote, Consultor Senior Sector Energía y Director de IESD, en diálogo con Portal Movilidad.

Entonces, ¿para cuándo se puede pensar en incorporar una tarifa diferencial para carga de vehículos eléctricos?

“Se pueden -como parte de una discusión al corto plazo- replantear estructuras tarifarias más flexibles que permitan acceder a un precio más bajo”, refiere el consultor.

No obstante, en Chile hay una cuestión de carácter administrativa más que de otra índole que ralentiza el tema porque las estructuras tarifarias están amarradas a un proceso tarifario que se realiza cada cuatro años.

Según la Comisión Nacional de Energía (CNE), la legislación vigente establece como premisa básica que las tarifas deben representar los costos reales de generación, transmisión y de distribución de electricidad asociados a una operación eficiente.

De este modo, se entregan las señales adecuadas tanto a las empresas como a los consumidores, a objeto de obtener un óptimo desarrollo de los sistemas eléctricos.

Pero, en esta última actualización, no hubo avances al respecto: “El proceso tarifario está recién terminando y las estructuras tarifarias no se discutieron con esa profundidad y marco”.

“En el peor de los casos, hay que esperar cuatro años más”, expone Ivan Saavedra Dote.

El proceso está en la etapa de emisión del dictamen del panel de expertos que va a definir cuáles son los costos que tienen que reponerse a través de las tarifas. A estas últimas las definirá la CNE y serán propuestas al Ministerio de Energía, quien emitirá un decreto.

Aunque aquí es donde hay una ventana que puede quedar abierta: “En el decreto hay una oportunidad de dejar una flexibilidad asociada a propuestas tarifarias que vengan de las empresas distribuidoras que quieran ofrecer tarifas distintas”.

Y agrega: “Eso ha existido siempre. Aquí se puede hacer hincapié en que serán mejor recibidas las propuestas asociadas a suministrar energía y potencia para la electromovilidad”.

Con esta alternativa no habría que esperar a que se resuelva otro proceso tarifario. Además, es una flexibilidad que ya se aplicó a otros casos puntuales.

“Hay un espacio de gestión de la energía y cuando existen estas posibilidades siempre hay ganancia”, argumenta Ivan Saavedra Dote sobre la oportunidad.

Según el consultor, hay un tema no resuelto que es la regulación del sistema de distribución porque es de muy antigua data. No ha sido modernizada y ha cambiado la forma en que se consume energía porque son otros los objetivos y requerimientos de la sociedad respecto de la misma.

Aunque tal vez no sería necesaria una modernización, sí puede haber espacio para una flexibilidad dentro de las definiciones, atendiendo a que la electromovilidad también abre el juego a la existencia de un activo eléctrico que es la batería que está disponible para el sistema de donde aparecen distintos modelos de negocio.

“El próximo proceso tarifario que está empezando y del que ya se emitieron las bases no habla de esta modernización”, comenta Saavedra.

“Hay que repensar la relación de comercialización de energía que debería ser vinculada con la electromovilidad, hay una serie de elementos que permiten incorporar la realidad del vehículo eléctrico en el vivir de la sociedad”, expone el consultor.

En definitiva, la propuesta va por flexibilizar el sistema en general o darle un tratamiento en especial.

“Cuando se quieren hacer grandes cambios cuesta mucho y quizás es más fácil hacer una línea particular asociada al uso de la promoción de la electromovilidad”, enfatiza el director de IESD y cierra: “Si es que no tenemos hoy día resuelto el problema hay que dar flexibilidad con alguna salvaguarda pero darla para que se generen estos negocios”.

Destacados.

Reformas. Los 9 puntos sobre electromovilidad que incluiría la Ley de Cambio Climático en México

La Cámara de Diputados de México se puso el objetivo de acelerar la transición hacia la movilidad eléctrica en el país. Para ello, se encuentra analizando la Ley General de Cambio Climático en busca de oportunidades de mejora. Aquí, Mobility Portal Latinoamérica recorre los ejes clave de esta iniciativa legislativa que quiere impulsar la electromovilidad desde el corazón del Congreso.