Brasil | Vehículos Eléctricos
martes 11 de mayo de 2021
Más empresas líderes de Brasil invierten en retrofit por competitividad
Si bien factores como el precio obstaculizan la llegada de automóviles eléctricos listos a Brasil, empresas como Ambev y Protege recurren a la conversión de motores antiguos.
Compartí la nota

Mientras que los vehículos eléctricos llegan a cuenta gotas en el país debido a los altos precios y la falta de infraestructura, las empresas brasileñas amplían los servicios de conversión para camiones, automóviles e incluso motores diesel, gasolina o flex-fuel, allanando el camino para una mayor electrificación de la flota brasileña en el futuro.

Después de la decisión de Ambev de convertir 102 camiones diésel de su flota en eléctricos, Protege también recurrió al servicio para sus camiones diésel. La modernización la realiza Eletra, un fabricante de autobuses eléctricos, híbridos y trolebuses.

Un vehículo transformado en eléctrico comenzó a probarse este mes en São Paulo. Con el resultado, Protege tiene la intención de reemplazar gradualmente su flota de 800 autos fuertes con versiones eléctricas u otros tipos de movilidad más limpia.

«Es el primer automóvil fuerte totalmente eléctrico del mundo», informa Marcelo Baptista de Oliveira, presidente de Protege, la segunda empresa de transporte más grande del país. El proyecto tuvo una inversión de R $ 1 millón, monto compartido con Eletra.

Los turismos, que hasta ahora pasan por el proceso de forma manual, también comienzan a ser convertidos por una empresa especializada, FuelTech, de Porto Alegre (RS). El servicio a mayor escala comenzará en la segunda mitad.

FuelTech planea tener mil talleres propios y acreditados en todo el país para realizar las conversiones. Anderson Dick, director general de la empresa, informa que todos tendrán formación y utilizarán tecnología de la marca.

Todas estas iniciativas son posibles porque otro brasileño, Weg, produce un tren motriz eléctrico (motor e inversor) que reemplaza el sistema de combustión. La multinacional brasileña de Jaraguá do Sul (SC) es el único fabricante del kit en el hemisferio sur, informa Valter Luiz Knihs, director de Sistemas Industriales y e-Movilidad.

Es posible que la empresa tenga un competidor en el futuro. La alemana ZF, con varias fábricas en el país, está estudiando la producción local del kit e-trofit, ya disponible en Europa y Estados Unidos para convertir vehículos diésel en vehículos eléctricos.

“Observamos un gran interés en el mercado del e-trofeo y hay grandes potenciales si pensamos en la flota circulante brasileña”, cuenta a un medio local el presidente de ZF Sudamérica, Carlos Delich. «Estamos realizando estudios para que esto suceda y daremos prioridad al desarrollo local».

Para Dan Iochpe, presidente de Sindipeças (asociación de autopartes), considera que la conversión, especialmente para vehículos comerciales, es una de las «formas de construir» la flota eléctrica brasileña. La búsqueda del servicio dependerá del precio del vehículo eléctrico nuevo y convertido: «La pregunta es siempre la escala y, cuando el mercado electrificado esté más avanzado, la modernización tenderá a ser un nicho».

 

Destacados.

Reformas. Los 9 puntos sobre electromovilidad que incluiría la Ley de Cambio Climático en México

La Cámara de Diputados de México se puso el objetivo de acelerar la transición hacia la movilidad eléctrica en el país. Para ello, se encuentra analizando la Ley General de Cambio Climático en busca de oportunidades de mejora. Aquí, Mobility Portal Latinoamérica recorre los ejes clave de esta iniciativa legislativa que quiere impulsar la electromovilidad desde el corazón del Congreso.