Mundo | Vehículos Eléctricos
jueves 20 de abril de 2023
Australia introduce normas sobre contaminación para impulsar uso de vehículos eléctricos
La demanda de vehículos eléctricos está creciendo en Australia, aunque la oferta no se ha mantenido a la altura de la demanda ante la falta de incentivos para los fabricantes de automóviles.
El ministro de Energía, Chris Bowen hizo el anuncio.
Chris Bowen, ministro de Energía.
Compartí la nota

Australia anunció que introduciría nuevos estándares dirigidos a las emisiones de los vehículos para impulsar la adopción de autos eléctricos, ya que busca ponerse al día con otras economías desarrolladas.

Solo el 3,8% de los autos vendidos en Australia el año pasado fueron eléctricos, muy por detrás de otras economías desarrolladas como Gran Bretaña y Europa, donde los autos eléctricos representaron el 15% y el 17% de las ventas, respectivamente.

La nueva estrategia nacional de vehículos eléctricos introducirá un estándar de eficiencia de combustible que describirá la cantidad de dióxido de carbono que producirá un automóvil cuando esté en funcionamiento, indicó el ministro de Energía, Chris Bowen, en una conferencia de prensa.

«Los vehículos eléctricos y de bajo consumo de combustible son más limpios y más baratos de operar; el anuncio es beneficioso para los automovilistas«, expresó Bowen en un comunicado.

Los detalles se finalizarán en los próximos meses, agregó.

Además de Rusia, Australia fue el único país desarrollado que no tiene o está desarrollando estándares de eficiencia de combustible, que alientan a los fabricantes a suministrar más vehículos eléctricos y sin emisiones.

El transporte es la tercera fuente más grande de emisiones de carbono en Australia, uno de los mayores emisores del mundo per cápita. La iniciativa ayudará a reducir las emisiones del país en al menos 3 millones de toneladas de carbono para 2030 y más de 10 millones de toneladas para 2035, aseguró Bowen.

El Consejo de Vehículos Eléctricos (EVC, por sus siglas en inglés) acogió con satisfacción la medida, pero especificó que Australia debe introducir estándares estrictos o «seguir siendo el vertedero mundial de vehículos anticuados y de altas emisiones», según el director ejecutivo Behyad Jafari.

En promedio, los autos nuevos en Australia usan un 40% más de combustible que la Unión Europea y un 20% más que los Estados Unidos, con estudios que muestran que la introducción de un estándar de eficiencia de combustible podría ahorrarles a los automovilistas 519 dólares australianos (349 dólares) por año, indicó Bowen.

El líder del partido de los Verdes, Adam Bandt, refirió que la estrategia del gobierno debe acelerarse y necesita objetivos de vehículos eléctricos, así como estándares de eficiencia de combustible.

El año pasado, el gobierno laborista de centroizquierda de Australia señaló planes para introducir nuevas regulaciones para aumentar las ventas de autos eléctricos.

El primer ministro Anthony Albanese, que ganó el poder el año pasado con la promesa de reformas en la política climática, recortó los impuestos para los vehículos eléctricos y elevó el objetivo de Australia para 2030 de reducir las emisiones de carbono a un 43% con respecto a los niveles de 2005.

Las iniciativas surgieron después de una década de inacción bajo el gobierno liberal anterior, que colocó a Australia detrás de todos sus pares.

El ex primer ministro Scott Morrison comentó en 2019 que las políticas para reducir las emisiones de los vehículos «terminarían el fin de semana», mientras que otros críticos dijeron que sería una sentencia de muerte para los vehículos utilitarios populares, o utes, utilizados por constructores y agricultores.

Bowen reconoció que se necesita hacer más en infraestructura para cargar autos EV.

Hay alrededor de 83.000 vehículos eléctricos en las carreteras australianas y, en diciembre de 2022, había poco más de 4900 cargadores públicos ubicados en menos de 2400 sitios.

«Estamos muy por detrás del resto del mundo otra vez», planteó Bowen en una entrevista de radio más tarde ese día.

«Estamos arreglando eso. Tenemos una política de instalar un cargador rápido una vez cada 150 kilómetros en la carretera. Hablaré más sobre eso muy pronto», agregó.

Destacados.

Electromovilidad y diplomacia. La estrategia «neutral» de México ante la rivalidad entre Estados Unidos y China

¿Hay ejes eMobility innegociables para una transición efectiva? Según ANPACT sí y están delimitados. Entre numerosos puntos, algunos entran en choque. Estados Unidos y China para México son aliados, aunque entre ellos, el conflicto geopolítico es de larga data. Aquí, un análisis de las claves que el país latinoamericano requiere de ambos países.