España | España – Infraestructura de Carga
miércoles 13 de julio de 2022
SIMON cree que «no hay capacidad de instaladores» para alcanzar metas de infraestructura de recarga
En el marco del ciclo de entrevistas "Personalidades", organizado por Portal Movilidad España, la representante de SIMON reconoce el impulso de las normativas y los plazos a acatar, pero a su vez detalla las dificultades a las que se enfrenta el sector para afrontarlos.
Compartí la nota

En el último tiempo el Gobierno español ha lanzado el Real Decreto-ley 29/2021, por el cual se establece una dotación mínima de estaciones de recarga que deberán tener, antes del 1 de enero de 2023, los aparcamientos de edificios de uso distinto al residencial privado existentes, así como los estacionamientos existentes no adscritos a edificios.

Frente a esta cantidad de espacios que se verán afectados, Isabel Mansergas, Directora de Negocio de Vehículos Eléctricos de SIMON, se atreve a decir que «no hay capacidad de instaladores para realizar las tareas que se están solicitando».

En el marco del ciclo de entrevistas «Personalidades», organizado por Portal Movilidad España, la ejecutiva pone sobre la mesa las tensiones que podrían ocasionarse ante los movimientos del sector para acatar los plazos impuestos.

«No tengo claro que en el 2035 tengamos todo absolutamente montado. Faltan muchos años para poder consolidar un parque en el que todos los vehículos sean eléctricos y que las infraestructuras necesarias estén instaladas», asegura en este sentido.

A nivel europeo, el Consejo de Medio Ambiente ha concretado una mayor apuesta por la reducción de emisiones, acelerando los plazos de reducción de emisiones al 50% a 2030, y el 100% a 2035.

Esta falta de capacidad citada por Mansergas también se traslada al sector de la automoción, quien, sin ánimos de enfrentar a estas medidas, reconoce que están trabajando en el mismo sentido, pero no todos tiene metas «tan ambiciosas».

Asimismo, esta tendencia se expande al plano nacional, donde la Administración ha lanzado una serie de regulaciones que empujan a que se apueste por la movilidad eléctrica.

Es así que los edificios no residenciales privados y los parkings no adscritos deberán instalar puntos de recarga cuando dispongan de más de 20 plazas de aparcamiento, de un modo proporcional al número de plazas.

Con carácter general, dispondrán de una estación de recarga por cada 40 plazas o fracción, hasta 1.000 plazas. En el caso del Estado serán de 20 hasta 500 plazas y una estación más por cada 100 plazas o fracción.

Pero las medidas no son una negativa para la empresa, por el contrario, reconocen el impulso que esto genera para el sector y para ellos mismos.

En su diálogo con Portal Movilidad España, la representante de SIMON se anima a detallar cuáles son las tendencias para las que se están preparando.

Con 10 años de experiencia en el mundo de la electromovilidad, la compañía se prepara para cambios que tengan que ver directamente con los hábitos de consumo.

«El auge de la fotovoltaica, es algo que todavía está yendo más rápido que el crecimiento del propio cargador de vehículo eléctrico y probablemente tenga mucho que ver con los costes de la electricidad» precisa Isabel Mansergas.

En los últimos meses, tras la invasión rusa a Ucrania, se ha generado un aumento sostenido de los precios de la energía eléctrica en Europa y España, lo que provocó que gobiernos, actores del sector, empresas y hasta particulares persigan las concepciones de eficiencia energética y la aplicación de renovables.

No solo así, sino que también la ejecutiva considera que el cargador también funcionará como la excusa para que se hable mucho más de la gestión de la energía y del autoconsumo.

Las previsiones de la empresa no se quedan allí, sino que estiman que «al menos un 25% de los coches eléctricos dispondrán de un punto de recarga en casa». Por lo cual esta tendencia ha llegado para quedarse.

Otra de las cosas en las que confían que esta metodología seguirá apostando por una potencia de recarga más baja, o «lenta». Pero, la representante de SIMON cree que todavía está por verse que sucederá con los puntos públicos.

Finalmente, la apuesta segura de Mansergas es: «Va a haber un cambio muy importante en los sectores en públicos, donde se comprenderá que la carga de vehículo será va a ser un negocio y no solamente un servicio, el cual contará con un gran potencial de rentabilidad».

Novedades en el catálogo de SIMON

Dentro de los lanzamientos que trae la empresa al sector, puede hablarse del SIMON Neón, un cargador grande enfocado para las recargas públicas.

El mismo es en palabras de la ejecutiva: «Un equipo robusto que está diseñado para estar ubicado en el aire libre y puede soportar todo tipo de vandalismos».

Está fabricado en acero inoxidable, pose una corona de led, y es estéticamente «muy bonito».

En cuanto a novedades, a principios del 2023 se lanzará una renovación de los equipos domésticos, los cuales estarán caracterizados en el diseño y la innovación.

Pero los cargadores no son el producto estrella de la firma, por excelencia ese puesto se lo lleva su electro manager. Un sistema que es una mezcla entre hardware y software.

Funciona como un producto cuya programación permite es balancear de una manera inteligente hasta 128 puntos de recarga. «Este elemento se va a convertir en poco tempo en un elemento imprescindible en instalaciones grandes», asegura finalmente.

 

Destacados.

Propuesta legislativa. Con nueva Ley de Electromovilidad, Perú pasaría de vender 180 vehículos eléctricos a 20.000

Tras el viaje a China, la propuesta liderada por el ministro de Transporte y Comunicaciones busca hacer foco en la transición energética del transporte público. A pesar de los avances, el presidente de la Asociación Automotriz del Perú (AAP) subraya los desafíos como la infraestructura de carga y la complejidad política. A continuación, su propuesta para vehículos eléctricos.