Colombia | Vehículos Eléctricos
martes 01 de noviembre de 2022
Estudio del BID pondera electromovilidad como clave de ahorro y competitividad en Colombia
Para el transporte de pasajeros y carga, los vehículos eléctricos serán pieza fundamental en la descarbonización de la matriz hacia 2050. El hidrógeno jugará también un papel esencial.
Compartí la nota

En su estudio “Análisis costo-beneficio de las opciones para alcanzar cero emisiones netas en Colombia”, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presenta un escenario de transformaciones sectoriales que permitiría al país lograr la carbono neutralidad en el 2050. ¿Una de las claves para lograrlo? La electromovilidad

La investigación proyecta un crecimiento entre los años 2015 y 2050 de la demanda de pasajeros del 3,39% anual y del 3,44% en carga. 

La participación prioritaria del segmento carretero, sumado a la  matriz energética basada en combustibles fósiles, se refleja en una alta contribución de gases de efecto invernadero (GEI). En pasajeros, representa entre el 83% y el 87% de las emisiones. 

En carga, las emisiones son aportadas principalmente por el segmento carretero, entre el 91,7% y el 93,4%.  

Considerando estos datos, el análisis de mitigación consistió en el diseño de un escenario que permitiera cubrir la demanda de ambos segmentos con la menor cantidad de emisiones de GEI. 

Además de los beneficios de la multimodalidad, el estudio arrojó que será necesario aprovechar las ventajas que presentan las nuevas tecnologías y los energéticos de bajas emisiones para  cumplir con los requerimientos de los diferentes usuarios, en aspectos como autonomía y nivel de actividad. 

En el 2050, la energía eléctrica se vuelve la fuente dominante, representando el 62% de la canasta en transporte de pasajeros y el 84% de la de carga. 

En pasajeros, le siguen los biocombustibles avanzados (18%), el hidrógeno (16%) y los fósiles (2%); mientras que en el de carga le siguen el hidrógeno (9,3%), los biocombustibles avanzados (5,3%) y los fósiles (2%). 

Canasta energética en el escenario de mitigación del transporte de pasajeros. Fuente: BID.

Canasta energética en escenario de mitigación del transporte de carga. Fuente: BID.

En términos de costos, el escenario de mitigación resulta muy favorable. Los ahorros en consumo de energía derivados de contar con sistemas de transporte mucho más eficientes son la principal ventaja.

Dado que el transporte se ha caracterizado por ser el principal sector consumidor de energía en  el  país, esto tendría implicaciones en todo el sistema energético nacional. La demanda energética en el escenario de mitigación es el 40% de la demanda estimada en el escenario de línea base.

El panorama de mitigación genera ahorros entre 133.500 y 573.600 millones de dólares en el periodo 2020-2050, según la tasa de descuento que se utilice para la evaluación (3,1% – 9,0%). Estos ahorros se refieren a costos de inversión, operación y mantenimiento de las nuevas tecnologías más el consumo de energía. 

El portafolio de mitigación en transporte permite una reducción de 894 millones de toneladas de CO2 en todo el periodo de análisis, lo que equivale a mitigar el 40% de las emisiones proyectadas en la línea base y el 99% de las emisiones del año 2050. 

Además, el escenario de mitigación genera por cobeneficios entre 58.300 y 69.300 millones de dólares al 2050. Las mejoras en la calidad del aire representan el 3,4% y la reducción del ruido aporta el 0,4% de los cobeneficios netos.

El escenario de mitigación implica beneficios netos hasta de 237.000 millones de dólares al año. Los cobeneficios llegan a aportar el 34% de los beneficios totales. 

 

 

Destacados.

Reformas. Los 9 puntos sobre electromovilidad que incluiría la Ley de Cambio Climático en México

La Cámara de Diputados de México se puso el objetivo de acelerar la transición hacia la movilidad eléctrica en el país. Para ello, se encuentra analizando la Ley General de Cambio Climático en busca de oportunidades de mejora. Aquí, Mobility Portal Latinoamérica recorre los ejes clave de esta iniciativa legislativa que quiere impulsar la electromovilidad desde el corazón del Congreso.