México | Vehículos Eléctricos
martes 14 de febrero de 2023
Tesla ya tiene proveedores necesarios para arribar a México ¿El próximo paso de Musk?
Los rumores crecen pero hasta ahora todavía no es oficial el anuncio de una nueva planta de Tesla en Nuevo León o algún otro estado del país.
Compartí la nota

El fabricante de autos eléctricos Tesla ya tiene varios proveedores en México. De hecho, 20% de los componentes que conforman un vehículo de esta empresa son de origen mexicano, de acuerdo con la Industria Nacional de Autopartes (INA).

En el país existen más de 100 proveedores de Tesla, algunos ubicados en Nuevo León, el Estado que suena más fuerte para atraer la inversión de una planta de la compañía de Elon Musk, pero también tiene presencia en Saltillo, Ciudad Juárez, Querétaro y el Estado de México.

En Nuevo León se encuentra la empresa Quanta Computer, que produce chips para Tesla, misma que amplió desde el año pasado sus operaciones en el municipio de García.

En enero, Noah Itech inició la construcción de su primera planta en Santa Catarina, Nuevo León, con una inversión de 100 millones de dólares para albergar un centro de desarrollo tecnológico. Además de ser proveedor de Tesla, podrá dar servicio a empresas de electromovilidad en esas instalaciones.

La italiana Brembo, que fabrica frenos de disco para Tesla, también está en Nuevo León.

AGP, ubicada en Santa Catarina, Nuevo León, exporta vidrio de alta calidad para Tesla; la alemana ZG Group fabrica sistemas y cámaras de alta tecnología en el municipio de Guadalupe, mientras que Vertiv genera tecnología para almacenamiento de datos para la compañía de Elon Musk y también se ubica en Santa Catarina, Nuevo León.

Thomas Karig, consultor para la industria automotriz de TKonsult, comentó a El Universal que Tesla aprovecha todo el conocimiento, experiencia y calidad de la mano de obra mexicana en la industria automotriz que, en los últimos 20 años, ha crecido mucho.

También considera los tratados comerciales que permiten a cualquier fabricante de vehículos exportar libre de arancel no sólo a Estados Unidos y Canadá, sino a Europa y Sudamérica.

“Tesla y tal vez algunos fabricantes chinos faltan de establecerse en el país”, agregó Karig.

La semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó el interés de Elon Musk por ubicar una planta en México, ya sea en Nuevo León o Hidalgo, donde se podría aprovechar la cercanía al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Karig opina que si Tesla está interesada en fabricar vehículos eléctricos de bajo costo, México sería la opción ideal para producirlos, pero si se trata de armar los mismos que ya vende en Estados Unidos, no tendría sentido abrir otra planta en América.

Actualmente, Tesla tiene cuatro plantas en Estados Unidos ubicadas en Texas, California, Nueva York y Nevada. El año pasado la compañía fabricó un millón 369 mil 611 vehículos.

El gobierno de Nuevo León ofrece incentivos para atraer inversiones, como exenciones del pago del impuesto sobre nómina, permisos municipales y estatales, capacitación de la mano de obra, así como el uso del puente Colombia, uno de los cuatro pasos vehiculares internacionales en la frontera con Texas, con tarifas de peaje especiales.

Otros proveedores que podrían aprovechar la llegada de Tesla al país son Navistar, Aptiv (experta en arneses para autos eléctricos), Yazaki, Ficosa, Nemak, Vitro, Prolamsa y ALD.

Destacados.

Electromovilidad y diplomacia. La estrategia «neutral» de México ante la rivalidad entre Estados Unidos y China

¿Hay ejes eMobility innegociables para una transición efectiva? Según ANPACT sí y están delimitados. Entre numerosos puntos, algunos entran en choque. Estados Unidos y China para México son aliados, aunque entre ellos, el conflicto geopolítico es de larga data. Aquí, un análisis de las claves que el país latinoamericano requiere de ambos países.