México | Autos
lunes 17 de junio de 2024
Anuncios. Empresa catalana invierte € 6 millones en México de cara al negocio del coche eléctrico
Neklar, la antigua Estamp, inició sus operaciones en México hace una década y desde allí vende también a EEUU y Canadá. El 50% de su negocio apunta al coche eléctrico.
Compartí la nota

Con sede en Terrassa (Barcelona), Neklar prevé un fuerte crecimiento en Norteamérica y espera incrementar el negocio en México un 25% tanto en 2024 como en 2025, con miras al crecimiento del coche eléctrico en la región.

Su planta en el país está situada en San Miguel de Allende (Guanajuato) y cuenta con oficinas comerciales y un centro de I+D.

Con su ampliación, la firma prevé iniciar la producción de piezas para coches eléctricos, en concreto, sistemas de refrigeración.

Las instalaciones tienen ahora 3.000 metros cuadrados y la idea es que pasen a disponer de 6.200 metros.

Neklar genera el 60% de sus ventas en Europa, mientras que Norteamérica aporta un 30% y Asia, el resto.

La empresa posee fábricas en Terrassa, México, Eslovaquia (la más grande) y China.

El grupo lleva 40 años en el negocio de la estampación de piezas metálicas para el sector de la automoción. Su especialidad son los aislamientos térmicos aplicados a motores de combustión interna.

En 2016-2017, la compañía apostó por la movilidad sostenible e inició un plan de investigación con el objetivo de entrar en coches eléctricos.

Desde entonces, Neklar ha desarrollado dos soluciones para este segmento: un aislamiento electromagnético (protección metálica) para las carcasas de las baterías y un sistema de climatización dirigido a estas mismas pilas de combustible (cooling plates).

La compañía mantiene una línea de investigación a largo plazo sobre placas bipolares enfocadas a vehículos de hidrógeno.

La firma cambió su nombre de Estamp a Neklar el año pasado para demostrar su compromiso con la electrificación. «El cambio ha sido muy bien recibido», resalta Pere Amat, CEO de Neklar y miembro de la familia fundadora.

El fabricante destina la mitad de su producción a los sistemas de combustión de coches híbridos y los vehículos eléctricos puros apenas representan entre el 2% y el 3% de sus ingresos.

«El objetivo es que el 50% de nuestras ventas en 2030 vengan de coches eléctricos y de hidrógeno», asegura Amat.

Los principales clientes de Neklar son Volkswagen y Stellantis.

El grupo nació en 1984 y es propiedad al 100% de la familia Amat. Fue fundado por Antoni Amat Armengol con ayuda de sus hijos, Pere e Ignasi Amat Garriga.

En sus inicios era un proveedor de electrodomésticos, aunque en los años 90 se introdujo en la estampación metálica.

La compañía se profesionalizó hace poco más de una década con la incorporación de un director general ajeno a la familia, así como con nuevos directores de área, un factor clave para la evolución posterior de la firma y que Pere Amat pone en valor.

La plantilla de Neklar asciende a 830 personas.

Facturación

Neklar facturó 120 millones de euros en 2023, y vendió 26,5 millones de unidades.

El ebitda se situó en el 10,9% de los ingresos.

Este año, el fabricante espera registrar unas ventas de de 130 millones y comercializar 30 millones de piezas.

Destacados.