México | Vehículos Eléctricos
lunes 27 de mayo de 2024
Panorama actual. ¿En qué se enfocan los proyectos de ley sobre electromovilidad en México?
México quiere acoplar su agenda al despliegue de la electromovilidad, pero aún no diagrama un plan de acción concreto. Todavía se dan desajustes sin resolución, pero al mismo tiempo surgen proyectos que buscan convertir al país en el líder latinoamericano eMobility.
¿En qué se enfocan los proyectos de ley sobre electromovilidad en México?
Compartí la nota

Un punto de inflexión aparece en el escenario mexicano. Es que en el contexto de electrificación del parque vehicular de Estados Unidos y Europa, faltan proyectos para que México consolide su posición como productor y exportador.

Fue para dar una respuesta que el gobierno elaboró la Estrategia Nacional de Movilidad Eléctrica (ENME), lo que significó un puntapié para empezar a darle marco normativo a la transición

Entre los ejes centrales destacan la reducción progresiva de aranceles para importar unidades eléctricas, la deducibilidad de los activos cuando estos vehículos presten un servicio a terceros y la estandarización de los cargadores según tipo, voltaje, sistema operativo y forma de pago.

Se avanzó, por su parte, en un primer paquete de medidas para el sector apuntalado en los beneficios fiscales.

Con una reducción del 100% del Impuesto Sobre la Renta (ISR) durante tres años y hasta un 90% en los tres siguientes para las empresas que instalen sus plantas en el corredor interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

A su vez, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó a principios de marzo una reforma para garantizar la sustitución gradual de vehículos de combustión por eléctricos e híbridos en dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.

Entendiendo a los incentivos como pata fundamental para alcanzar la electrificación, una diputada lanzó recientemente una iniciativa para crear Ley de Fomento a la Electromovilidad.

Se trata de Alma Delia Navarrete Rivera (Morena), quien impulsó el proyecto para promover la adopción de tecnologías de movilidad automotriz con bajas emisiones de contaminantes. 

¿Qué sucede en los estados mexicanos?

La Ley General de Movilidad y Seguridad Vial es una normativa de orden público que abarca todo el país. 

Esta disposición tiene como meta establecer las bases y principios para garantizar el derecho a la movilidad en condiciones de seguridad vial, accesibilidad, eficiencia, sostenibilidad, calidad, inclusión e igualdad. 

Pero lo cierto es que algunos estados tardaron más de la cuenta en homologar sus leyes en materia de movilidad o seguridad vial.

Recientemente, el Senado de México manifestó como necesaria la adopción de esta medida. 

Por lo que en el último tiempo, distintos estados se vieron en el apuro de armonizar la normativa local con la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial Federal, en beneficio de la movilidad eléctrica del futuro.

El estado de México se encontraba en esa lista, por ello, el Congreso aprobó una nueva Ley de Movilidad y Seguridad Vial para la entidad. 

En este marco, el secretario de Movilidad estatal, Daniel Sibaja, destacó que la nueva normatividad impulsará la renovación del parque vehicular y la regularización de todas las concesiones.

Entre los anuncios, también adelantó que pondrán en operación un nuevo corredor de traslado de Tenango a Toluca, con vehículos eléctricos equipados con cámaras de seguridad, las cuales estarán conectadas directamente al centro de mando C-5 de la policía estatal.

¿Qué proyectos contemplan los candidatos a la presidencia en materia de electromovilidad?

Claudia Sheinbaum Pardo (Morena, Partido del Trabajo y Partido Verde Ecologista de México), la candidata a la presidencia de Sigamos haciendo historia, puso en valor su gestión como Jefa de Gobierno de la Ciudad de México en el Segundo Debate.

Durante su mandato, se crearon dos líneas de teleférico urbanas, se compraron 442 nuevas unidades de trolebuses, se adquirieron 9 nuevas unidades para el Tren Ligero, se convirtió la Línea 3 del Metrobús en 100% eléctrica y se hizo la Nueva Línea 1 del Metro que tenía más de 50 años.

Con la cabeza puesta en la presidencia, Sheinbaum Pardo se comprometió a replicar esas políticas a las distintas ciudades del país. 

«Vamos a avanzar en la transición energética, en autos y transporte eléctrico”, manifestó la candidata del oficialismo. 

Su eje de gobierno “Soberanía Energética para el Desarrollo Sostenible”, incluye el fortalecimiento de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como empresas “de todos los mexicanos”.

Por su parte, Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz (PRI, PAN y PRD) propuso que hacia 2030, la mitad de la energía producida en México sea renovable.  

En cuanto a movilidad sostenible, la candidata señaló que para dejar de lado los combustibles fósiles, se debe “apostarle a la electromovilidad, vehículos eléctricos y ciclovías”. 

Sin embargo, en su exposición no mencionó una hoja de ruta para concretarlo. 

Su estrategia de transición energética se basa en utilizar gas natural durante la migración hacia las cero emisiones y apostar por el hidrógeno verde para grandes consumos. 

Mientras tanto, Jorge Álvarez Máynez (Movimiento Ciudadano), determinó: “Nosotros planteamos transformar el IEPS en un impuesto verde que se dedique a electromovilidad, transporte público y a movilidad no motorizada».

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) es el gravamen que se paga por la producción, venta o importación de productos y servicios que causen un perjuicio social, como la gasolina y el diésel. 

También mencionó las redes de electromovilidad que están llevando adelante gobiernos de su partido político en Jalisco y Nuevo León.  

«Vamos a relanzar a todas las regiones con una perspectiva sustentable», indicó Álvarez Máynez.

Dentro de su programa nacional de infraestructura sustentable se encuentran obras de infraestructura hidráulica, la instalación de 100 plantas que transforman residuos en energía y el impulso a la electromovilidad del transporte público.

Destacados.