Panamá | Buses
martes 28 de mayo de 2024
Desafío para el nuevo gobierno. ¿Por qué no avanza la comercialización de buses eléctricos en Panamá?
Los vendedores privados de autobuses eléctricos expresan su preocupación por la falta de una red de carga suficiente, lo cual representa un desafío para el nuevo gobierno en materia de electromovilidad. En esta nota todos los detalles.
buses
King EV 11
Compartí la nota

Actualmente, la infraestructura de carga en Panamá está diseñada principalmente para vehículos eléctricos particulares, como autos y motocicletas.

Estas estaciones no tienen la capacidad ni la potencia necesarias para cargar vehículos pesados, como los autobuses eléctricos que se comercializan en el país.

En línea con ello, Xavier Rodriguez, Director Comercial de BusPort, en diálogo con Mobility Portal Latinoamérica, admite: «La infraestructura de carga es insuficiente para satisfacer las necesidades de los vehículos eléctricos pesados».

Y suma: «A día de hoy, lo que existe son puras estaciones de carga para vehículos particulares, que no funcionan para nuestros autobuses».

Cabe destacar que, para avanzar en la movilidad eléctrica en el país, es necesario enfocar políticas que aborden estas problemáticas.

El rol del Estado para aumentar la circulación de buses eléctricos

Dentro del modelo de negocio de autobuses eléctricos, el aspecto más crítico radica en el financiamiento. Así sostiene Mauricio Benitez, Gerente Comercial de King Long.

Es esencial que las entidades estatales cuenten con el presupuesto necesario para invertir en este tipo de infraestructura. 

Asimismo, en el ámbito privado, el acceso al crédito es fundamental para que las empresas puedan realizar inversiones en autobuses eléctricos.

Este sector presenta desafíos complejos, ya que no todas las organizaciones tienen una proyección económica clara para determinar la viabilidad a largo plazo de estas unidades y el retorno de inversión que se espera obtener.

Un dato alentador sobre la relación entre el sector privado y el gobierno es que existen planes para trabajar en conjunto.

En este sentido, Mauricio Benitez explica: ‘’Para este año se tiene previsto trabajar con instituciones del gobierno en planes de licitación para buses internos y también fuera de las instituciones’’. 

Además, desde la empresa manifiestan que el nuevo gobierno puede colaborar en el proceso de electrificación de los buses.

 «Esperamos que el nuevo gobierno pueda hacer algo público-privado para incentivar’’, explica Xavier Rodriguez.

Por otro lado, las ventas en el rubro eléctrico en Panamá están proyectadas hasta el 2030.

Es por ello que, a nivel nacional, se observa una tendencia hacia la electrificación en el transporte, con el objetivo de que el gobierno y los activos fijos relacionados con la movilidad se conviertan en un 50% eléctricos.

‘’A partir de este nuevo gobierno, todo debe girar en torno a la movilidad eléctrica, tanto en vehículos pequeños como en grandes’’, manifiesta Benitez.

Los desafíos del nuevo gobierno de electromovilidad

El domingo 5 de mayo, los panameños eligieron al nuevo presidente de la nación, resultando victorioso el candidato José Raúl Mulino.

buses

José Raúl Mulino

Cabe destacar que Mulino había pasado seis meses en prisión preventiva por presunto peculado en un contrato millonario del gobierno para adquirir radares de una firma italiana.

Bajo este contexto, el futuro de la movilidad eléctrica en este país es incierto.

Uno de los mayores desafíos que enfrentará el gobierno de Mulino será garantizar el cumplimiento de lo estipulado en la Estrategia de Comunicación para la Transición Energética

Es importante recordar que esta estrategia cuenta con seis objetivos específicos.

El primero, consiste en introducir los conceptos asociados a la transición y las diferentes tecnologías de energía sostenible.

El segundo, en fortalecer la capacidad de Panamá para hacer frente a los impactos del cambio climático a través de las oportunidades que la Agenda de Transición Energética genera.

El tercero, en crear mecanismos y espacios diferenciados de interacción con actores clave para divulgar las acciones involucradas en la Agenda.

El cuarto, en establecer un ambiente favorable en las redes y medios masivos sobre consumo responsable, ahorro, eficiencia, energías renovables, electromovilidad e hidrógeno verde.

El quinto, en guiar, coordinar y monitorear la implementación de las acciones de comunicación de la Agenda, por medio de los comités específicos.

El sexto, en procurar que en la ejecución de esta estrategia los actores del gobierno involucrados y el sector privado pertinente adopten medidas informativas y de difusión, siendo que la ciudadanía debe escuchar el mismo mensaje.

Destacados.