Colombia | Vehículos Eléctricos
viernes 31 de mayo de 2024
Renting. Muverang: «Para aumentar oferta de vehículos eléctricos necesitamos regular la interoperabilidad»
La plataforma ofrece una flota de 1.200 vehículos eléctricos bajo un modelo de suscripción, logrando un ahorro significativo para sus usuarios. Muverang enfrenta el desafío de expandir su oferta y mejorar la infraestructura de carga, según indica su CEO en el International Mobility Portal Summit.
muverang
Compartí la nota

Muverang está transformando la movilidad urbana y el renting con su modelo de suscripción, ofreciendo una flota de 1.200 vehículos 100% eléctricos que permite a usuarios particulares y empresas ahorrar un 75% en cada kilómetro recorrido.

 Si bien la empresa logró establecerse con una flota sólida de vehículos eléctricos, el principal desafío se encuentra en seguir ampliando la oferta.

Así lo subraya Camilo Agudelo, CEO de Muverang, en el primer día del International Mobility Portal Summit.

“Creemos que la ampliación de la oferta es el motor del crecimiento. Desde esta perspectiva, tercerizar flotas para operar bajo un modelo de plataforma es clave. Nuestros clientes nos están pidiendo cada vez más opciones”, amplía.

En este punto, considera clave resolver asuntos de interoperabilidad y el fácil acceso para los usuarios, a través de políticas públicas: ‘’Para que haya más vehículos eléctricos, se necesita interoperabilidad”.

“La inversión en la infraestructura de carga es esencial, así como la mejora de las redes de distribución y transmisión de energía. Si toda la flota se electrificara de repente, necesitaríamos nuevas fuentes de generación de energía”, enfatiza.

Contar con una infraestructura de carga adecuada es fundamental para mantener la competitividad y evitar aumentos en los costos que puedan frenar la evolución de la oferta.

¿En qué está trabajando Muverang?

La experiencia de Muverang demuestra que modelos como el leasing y el renting están ayudando a superar los temores y confusiones que surgen a la hora de adquirir vehículos eléctricos. 

«Muchos de nuestros usuarios, después de probar nuestros servicios durante seis meses, nos agradecen porque su experiencia con nosotros los llevó a decidirse por la movilidad eléctrica», comenta Agudelo.

Dependiendo del giro ordinario del negocio y la naturaleza de la operación logística, especialmente en la última milla, están impulsando soluciones con una amplia gama de vehículos, desde bicicletas y motos hasta camiones medianos y pesados.

“No solo nos enfocamos en tener el tipo adecuado de vehículos, sino también en ofrecer un excelente servicio postventa”, indica.

Uno de los puntos fuertes de Muverang es la facilidad de carga de sus vehículos. Con 600 cuadriciclos que se pueden cargar en un tomacorriente de 110V, la empresa elimina la necesidad de una infraestructura de carga pesada.

Con una penetración del 25% en el mercado de vehículos eléctricos en Colombia y políticas públicas favorables, hay una gran oportunidad de crecimiento en los próximos 10 años.

En ese sentido, la compañía también está explorando el mundo del carsharing, lo que promete expandir aún más sus ofertas y consolidar su posición en el mercado de la movilidad sostenible.

Leer más: Muverang da un paso adelante en su modelo eléctrico de «Mobility As A Service» en Colombia

Los tres nichos de mercado de Muverang

El modelo de negocios engloba a tres grupos.

En primer lugar, a personas y familias cuya movilidad se ve dificultada, por ejemplo, por el Pico y Placa.

En ese caso, se llevan adelante alquileres de corto plazo.

«Es un punto de entrada para dar a conocer la marca y vivir la experiencia», asegura Agudelo. 

Los usuarios pueden suscribirse de manera mensual, semestral y anual para disponer de los vehículos. No hay estudios de crédito, contratos mínimos de permanencia, ni tampoco penalidades.

En segundo lugar, a las empresas.

«Muchas compañías necesitan convertir a su última milla en una más eficiente y productiva. A ellas les ofrecemos una alternativa de suscripción de varios vehículos, entonces en su balance no cuentan con activos, ni la responsabilidad de gestionarlos», señala Agudelo. 

A su vez, ofrece la posibilidad de instalar una infraestructura en los edificios de las sedes corporativas y entrega a los empleados acceso para que utilicen patinetas y bicicletas. 

Y, por último, la tercera incluye a las aseguradoras, que en su contrato tienen incluido al «vehículo de reemplazo».

Destacados.