Latam | Vehículos Eléctricos
viernes 14 de junio de 2024
Polémica. Latinoamérica discute aranceles a importación de marcas chinas de VE
¿Libre comercio o proteccionismo? Esa es la cuestión. Tras las medidas tajantes de Estados Unidos y Europa a los vehículos eléctricos chinos, América Latina empieza a seguir sus pasos. ¿El gigante asiático? Entre la espada y la pared.
aranceles marcas chinas
Compartí la nota

Todavía no se logró a nivel global una política industrial para acelerar la electrificación y relocalizar la fabricación que compita con el despliegue de las automotrices chinas.

Los números lo dicen todo: en el último año, China superó a Japón como el mayor exportador de vehículos, con unas 5.2 millones de unidades enviadas al exterior, de las cuales, un amplio porcentaje refiere a vehículos cero emisiones.

En este escenario, desde la potencia norteamericana y el Viejo Continente salieron al ataque. 

Por un lado, Estados Unidos ya trepó al 100% sus impuestos a los vehículos chinos y Europa los está por llevar hasta el 38% dependiendo la marca.

Ahora bien, ¿qué papel juega Latinoamérica en esta disputa? 

Lo cierto es que si al gigante asiático le cerraron las puertas en esos mercados, países como Brasil y México son aliados clave por su potencialidad, ya que actualmente se encuentran en desarrollo. 

Aunque, campo de batalla siempre es terreno hostil. A partir del lanzamiento desde el estado brasileño del programa Movilidad Verde (Mover) se impulsaron una serie de impuestos progresivos para proteger la industria del país

A partir de la promoción del Mover, las industrias nacionales se comprometieron a invertir 20 millones de dólares en el proceso de reconversión con vehículos híbridos, híbridos enchufables y eléctricos. 

En este contexto, en el país latinoamericano ya subieron un 1.000% las ventas, entre varias razones, porque empezaron a regir los impuestos a los vehículos eléctricos importados de China.

Como uno de los mercados más requeridos que tiene la región son los buses eléctricos, el presidente de Brasil, Lula da Silva manifestó qué más allá de que exista una buena relación con la potencia asiática, prefiere que sean fabricados en Latinoamérica

Pero, ¿de qué manera realizarlo y que resulte efectivo? Aquí, Miguel Angel Bravo, presidente de Bravo Motor Company y protector de la fundación EVSHARE, plantea una solución.

Se necesitan gigafactorías de baterías para que las celdas y los packs sean fabricados localmente ya que representan el 60% de un bus eléctrico”, señala el experto eMobility.

Sin embargo, puede que el caso de Brasil, no se replique a lo largo y ancho de América Latina. 

En este sentido, Bravo, determina: “Esto siempre depende del país, aquellos que tienen industria automotriz la defienden, es el caso de Argentina que tiene altos aranceles a los vehículos importados, y ahora, Brasil”. 

No obstante, en Argentina “no hay plan ni proyecto”. En los últimos 10 años, la Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (AAVEA) presentó 4 proyectos de ley. Ninguno fue tratado. 

“Lo más factible es que en Argentina tengamos vehículos eléctricos importados de Brasil”, desliza el especialista. 

¿Por qué? Los aranceles a los vehículos eléctricos chinos siguen siendo elevados. Entonces, de acuerdo al régimen del Mercosur y a partir de la radicación de BYD en suelo brasileño, es la alternativa más viable. 

¿O acaso los argentinos aguardarán algún gesto por parte del presidente Javier Milei?

Por su parte, México está jugando al nearshoring. Es decir, que una marca como Tesla fabrique su vehículo en terreno mexicano y que luego entre sin aranceles no solo a Estados Unidos y Canada, sino que también a Europa. 

Es por eso que la firma de Elon Musk invertirá cinco mil millones de dólares en una planta de vehículos eléctricos en Nuevo León. Se trata de una producción que alcanzará el millón de unidades al año. 

Con intenciones de acceder por la puerta trasera al mercado estadounidense, BYD, Grupo Chery y Great Wall Motors se encuentran en suelo mexicano definiendo ubicaciones para la instalación de sus fábricas.  

Otros países como Colombia, Uruguay, Perú, Chile ponen sus esfuerzos en políticas industriales nacionales, pero existe una realidad, y es que no cuentan con una industria automotriz como la de Brasil, México o Argentina.

China va por el contrataque a los aranceles

Los chinos salieron al frente por la imposición de aranceles a la importación de vehículos 100% eléctricos afirmando que las disposiciones tomadas por la Unión Europea “son un caso típico de proteccionismo”.

El Gobierno oriental también aseguró que “se tomarán las medidas necesarias para salvaguardar firmemente los derechos e intereses legítimos de China”

Durante una conferencia de prensa, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Lin Jian, determinó al bloque comunitario a «cumplir el compromiso» de apoyar el libre comercio y oponerse al «proteccionismo».

Destacados.