Chile | Infraestructura de Carga
viernes 06 de mayo de 2022
Empresa internacional se opone a las soluciones para vehículos eléctricos con estándar GB/T
Con raíces europeas, específicamente alemanas y con fuerte presencia en la región latinoamericana, Siemens continúa firme en su decisión de no brindar al mercado soluciones con estándar nacional chino.
Compartí la nota

Siemens tiene como empresa la firme convicción de no ofrecer al mercado internacional soluciones de infraestructura de carga que impliquen la utilización del estándar nacional chino o, en otras palabras, la norma GB/T para la conexión de vehículos eléctricos a la red.

“La posición de nuestra compañía está orientada a las normas internacionales y en el caso del GB/T lo vemos como una norma específica para el mercado chino. Nosotros preferimos el camino de la estandarización global, donde incluso muchos fabricantes de vehículos eléctricos chinos ya admiten el conector CCS2”, comenta Jesús Tello, desarrollador comercial de electromovilidad y negocios solares de Siemens en Chile.

De esta manera, en el amplio portafolio de Siemens que contempla una variada cantidad de soluciones para diferentes necesidades de los usuarios o clientes, no existe bajo ningún concepto la opción del GB/T.

“El I+D del centro de desarrollo de Alemania nos comentó que es muy difícil estandarizar este conector porque tiene una parte privada de norma que está todo en chino. Consideramos más competitivo y ventajoso tener un estándar único por país”, afirma Jesús Tello a Portal Movilidad.

En lo que se está trabajando a nivel corporativo es en esperar las definiciones que pueden llegar a surgir de la normativa del CHAdeMO 3.0 o ChaoJi con el objetivo de poder competir al mismo nivel o con mayor potencia al estándar CCS europeo que es el que -según distintas proyecciones- cuenta con mayor interoperabilidad en el mercado internacional.

Mientras tanto, en Chile, desde diciembre del año pasado se promulgaron cambios al Decreto Supremo nº 145 que abrieron paso a la incorporación de la autorización al estándar GB/T de origen chino y a su homologación en el país.

Según la normativa vigente, entonces, los elementos y sistemas para vehículos eléctricos admitidos en el Artículo 2 aceptan las siguientes normas: “El Code of Federal Regulations, de los Estados Unidos de América, o por las Directivas de Seguridad de la Comunidad Económica Europea, o por las Regulaciones de Seguridad definidas por Japón Corea o la República Popular China”.

Sobre esta modificación, Tello comparte: “Me imagino que con esta normativa ahora tienen que haber dos cargadores por las disposiciones del pliego técnico número 15, entendiendo que al menos debe existir o bien CCS2 o Chademo como primera opción”.

Por último, en materia normativa, la ISO15118 el cual es el protocolo de alto nivel en el CCS2, está por lanzar a mediados de este año el capítulo 20 donde especifica el uso de la funcionalidad V2G, Plug&Charge, entre otras, siendo una de las ventajas frente a GB/T en cuanto interoperabilidad.

Lo cierto es que ni en Chile ni en el mundo Siemens es parte de las soluciones de infraestructura de carga que involucren estándar GB/T y asegura que esto no afecta sus intereses comerciales.

Destacados.

Electromovilidad y diplomacia. La estrategia «neutral» de México ante la rivalidad entre Estados Unidos y China

¿Hay ejes eMobility innegociables para una transición efectiva? Según ANPACT sí y están delimitados. Entre numerosos puntos, algunos entran en choque. Estados Unidos y China para México son aliados, aunque entre ellos, el conflicto geopolítico es de larga data. Aquí, un análisis de las claves que el país latinoamericano requiere de ambos países.