Latam | Infraestructura de Carga
jueves 21 de abril de 2022
¿Cómo evitar accidentes al cargar un vehículo eléctrico?
Con la posibilidad de que existan cortocircuitos, descargas eléctricas y sobretensiones a la hora de cargar el vehículo eléctrico, existen requisitos que las soluciones de carga deben cumplir para evitar daños al usuario y al equipo. A continuación, un repaso de cada uno.
Compartí la nota

Para que la carga de vehículos eléctricos sea segura, la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) definió en 2018 un conjunto de normas que incluyen dispositivos de protección contra cortocircuitos, descargas eléctricas y sobretensiones, además de normas de instalación eléctrica. 

Sin embargo, algunas veces es difícil saber con certeza si una solución para la carga de vehículos eléctricos cumple con los requisitos de seguridad. ¿Qué debe tener en cuenta el usuario para evitar situaciones peligrosas?

La empresa Schneider Electric enumera los siguientes puntos a considerar.

Protección contra cortocircuitos 

Considerando que algunos cargadores pueden tener una potencia nominal de hasta 22 kW o 50 kW, o sea una corriente de carga permanente de 32 A o 63 A, se trata de un cuidado significativo.

En este caso, la seguridad deberá ser proporcionada mediante interruptores que cumplan con las normas pertinentes, es decir IEC 60898-1 o IEC 60947-2, instalados en el tablero de distribución. 

De esta manera, se brinda un comportamiento seguro durante toda la vida útil de la instalación. 

Protección contra descargas eléctricas 

En este caso, se deben considerar dos cuestiones. 

En principio, para cubrir una falla de aislamiento, la medida de seguridad más común consiste en conectar todas las partes metálicas accesibles a tierra y desconectar el suministro en caso de falla. 

Esta función se realiza ya sea mediante un interruptor en el sistema de puesta a tierra TN o mediante un RCD de sensibilidad media para sistemas de puesta a tierra TT. 

En segundo lugar, el efecto de las corrientes en los seres humanos está contemplado en la serie IEC 60479, donde además se define el umbral de fibrilación ventricular. 

Por esta razón, uno de los requisitos más importantes de la norma IEC 60364 parte 7-722 es exigir que cada punto conectado esté protegido por un RCD de 30 mA. 

Dado que es posible que los vehículos eléctricos rechacen la corriente residual de CC durante la carga, se debe seleccionar un RCD tipo B de 30 mA, que cumpla con la norma IEC 62423.

Esto, además de proporcionar continuidad de servicio en caso de que se produzcan corrientes residuales de CC pequeñas, brinda protección contra CA residual, CC pulsante y corrientes residuales de CC suaves. 

Igualmente, como alternativa, la norma ofrece la posibilidad de usar un RCD tipo A, que cumpla con las series IEC 61008 o 61009 junto con un equipo de suministro para vehículo eléctrico que incluya un dispositivo de detección de corriente residual, de conformidad con IEC 62955.

Dicha solución, será más sensible en caso de presencia de corrientes residuales de CC, por lo que la continuidad del servicio puede resultar un desafío. 

¿Qué se debe verificar en estos casos?

 

Protección contra sobretensiones

La norma IEC 60364-7-722 exige que los equipos EVSE instalados en ubicaciones accesibles al público tengan protección contra sobretensiones transitorias. 

Esto se logra mediante el uso de un dispositivo de protección contra sobretensiones tipo 1 o 2 instalado en el tablero que brinda suministro al vehículo.

¿Qué se debe verificar en estos casos?

Destacados.

Reformas. Los 9 puntos sobre electromovilidad que incluiría la Ley de Cambio Climático en México

La Cámara de Diputados de México se puso el objetivo de acelerar la transición hacia la movilidad eléctrica en el país. Para ello, se encuentra analizando la Ley General de Cambio Climático en busca de oportunidades de mejora. Aquí, Mobility Portal Latinoamérica recorre los ejes clave de esta iniciativa legislativa que quiere impulsar la electromovilidad desde el corazón del Congreso.