Chile | Infraestructura de Carga
martes 18 de junio de 2024
Chile. Gobierno conversa con mineras para financiar infraestructura de carga pública
Ante la baja demanda, las mineras emergen como actores claves para financiar los puntos de carga en el territorio nacional. Las claves para sortear los obstáculos geográficos y económicos para instalar un punto de carga cada menos de 100 kilómetros.
CARGA
Compartí la nota

En el marco de la Hoja de Ruta para el Avance de la Electromovilidad 2023-2026, la Seremi de Energía y la Agencia de Sostenibilidad Energética (AGENCIA SE) está trabajando sus líneas de trabajo en las regiones y las mineras resuenan fuerte como potenciales actores financieros.

No es un dato menor que la minería es una de las principales actividades de la economía chilena, ya que representa el 11% del PIB nacional.

“Consideramos a las mineras porque no solo tienen acceso a financiamiento, sino que también tienen una gran conexión con comunidades específicas. Es un proceso incipiente, estamos estableciendo contactos y luego continuaremos reuniéndonos con ellos para ver si podemos concretar algo «, explica Javier Contador Labbé, coordinador de proyectos de Infraestructura de Carga de la Agencia SE.

Estos primeros acercamientos se dieron en la primera jornada participativa para elaborar el Plan Maestro de Infraestructura de Carga para Vehículos Eléctricos, que comenzó en Antofagasta, como parte de la macrozona norte.

“Hay una baja demanda. Por lo tanto, la habilitación de infraestructura de carga de acceso público no necesariamente representa un buen negocio para los operadores de carga. Entonces, ¿Cómo articulamos esa inversión?”, señala.

Las regiones deben colaborar para generar la infraestructura necesaria que permita el desarrollo efectivo de la electromovilidad en todo el territorio nacional. 

El suministro eléctrico también representa un desafío. En algunas rutas del norte, la falta de acceso cercano a la red eléctrica dificulta la instalación de cargadores en áreas remotas.

En tanto, la habilitación de nuevos lugares para la instalación de cargadores se ve obstaculizada por la falta de espacio físico. 

Esto implica trabajar en colaboración con diversas entidades, como el Ministerio de Obras Públicas y Bienes Nacionales, para identificar y asegurar terrenos aptos para la instalación de infraestructura de carga. 

Además, es necesario negociar con propietarios privados que pueden no estar familiarizados con la electromovilidad.

La meta establecida por la Hoja de Ruta contempla que la presentación de la primera versión del Plan Maestro en la macrozona norte, que incluye desde la región de Arica y Parinacota hasta la de Atacama, se debe realizar durante el segundo semestre de este año.

Así, para el 2025 se espera contar con un Plan Nacional de Infraestructura de Carga Pública, que proyecta que, en rutas interurbanas, los puntos de recarga estén distanciados a no más de 100 kilómetros.

La Agencia SE ya realizó entre 20 y 25 entrevistas con expertos para comprender a fondo las expectativas y necesidades del sector.

“Nos reunimos con actores como ABB, Cotec Voltex y Enel X Way, así como con otros actores relacionados con la infraestructura de carga”, detalla.

Posteriormente, identificaron las barreras que obstaculizan instalar un punto de carga cada menos de 100 kilómetros, debido a que en la zona norte las distancias son largas.

En este sentido, utilizaron herramientas como Google Maps para identificar ubicaciones estratégicas y evaluar la disponibilidad de suministro eléctrico y la ubicación de estaciones de servicio. 

Así generaron un mapa detallado con distintas capas de información, que proporciona una visión integral de la situación actual y las áreas prioritarias para la expansión de la infraestructura de carga de vehículos eléctricos.

Los desafíos geográficos para el avance de la electromovilidad

Este año, el enfoque está puesto en la macrozona norte, mientras que el próximo año se dirigirá hacia la zona sur.

En la zona sur, donde las densidades poblacionales son más altas y hay gran cantidad de pequeños pueblos, existen oportunidades para la instalación de cargadores en ubicaciones estratégicas.

Al contrario, en la zona norte, la ausencia de estaciones de servicio y las grandes distancias hacen que la instalación de infraestructura de carga para vehículos eléctricos se vuelva más compleja.

Leer más: Plan maestro establecería un cargador cada 100 kilómetros

Destacados.