Argentina | Buses
lunes 15 de mayo de 2023
1.000 buses eléctricos chinos para Chile: La foto que «no gustó» a funcionario argentino
Foton culminó el arribo a Chile de una de las mayores flotas de buses cero emisiones de Latinoamérica. Si bien varios actores elogiaron esta iniciativa, Rinaldi del Ministerio de Transporte de la Nación se mostró reacio. ¿Cuál es su postura al respecto?
Buses eléctricos Fotón Chile
Foton culminó el arribo a Chile de una de las mayores flotas de buses cero emisiones de Latinoamérica.
Compartí la nota

Días atrás arribaron a Chile cerca de 1.000 buses eléctricos de Foton, como consecuencia de la última licitación del Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM).

Si bien esta noticia resulta positiva para muchos de los actores que buscan impulsar la electromovilidad, lo cierto es que Gustavo Rinaldi, director de Impacto Ambiental del Transporte en Ministerio de Transporte de la Nación, se mostró reacio ante dicho evento.

«Estoy convencido de que ese no es el camino en nuestro país«, publica Rinaldi en LinkedIn.

Y agrega: «Es necesaria una renovación tecnológica de los vehículos del transporte público de pasajeros, que considere la industria nacional y sirva de impulso para el desarrollo productivo nacional y regional».

Vale mencionar que, en la publicación, varios usuarios realizaron comentarios manifestando apoyo al punto de vista del funcionario.

Sin embargo, otros tantos no dudaron en mostrar desacuerdo.

“Al menos Chile inició hace tiempo la renovación de la flota de transporte público, siendo una de las más grandes de Latinoamérica, ofreciendo unidades confortables y no contaminantes”, responde Eduardo Martino, partner en Bravo Motor Company Brasil.

Y añade: “Algo que en Argentina aún no comenzó. Ni importados, ni nacionales. Sigamos con el negocio de los subsidios. Fácil ver la paja en el ojo ajeno”.

Rinaldi, lejos de permanecer indiferente, decide contestar:

“Nadie discute que a Santiago de Chile le sirve ese modelo y que está avanzando muy bien en renovación de flotas. Ahora, desde mi opinión, estoy seguro de que ese no es el modelo que tenemos que plantear como horizonte en nuestro país”.

Y continúa: “Sino procurar que la progresiva renovación de flotas incorpore trabajo argentino y sea un motor para el desarrollo y la mejora de nuestra economía”.

Está claro que para el funcionario fomentar la industria nacional es una prioridad.

Lo cierto es que el país cuenta con las condiciones necesarias para comenzar a cambiar los buses a diésel del transporte público por eléctricos.

La razón principal se debe a que la Argentina posee plantas para fabricar colectivos, tecnología desarrollada vinculada a la electromovilidad, mano de obra y experiencia.

Incluso, se está apostando por la fabricación de baterías de litio para vehículos eléctricos en una nueva fábrica del Polo Productivo Tecnológico Jorge Alberto Sabato, de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Sin embargo, para poder lograr una real transición hacia la movilidad sostenible hay determinadas cuestiones que deben resolverse.

Por ejemplo, la falta de una ley de electromovilidad que incluya incentivos fiscales y no fiscales constituye uno de los principales reclamos del sector.

Otro aspecto que debería solucionarse tiene que ver con las trabas a las importaciones.

Ocurre que, al día de hoy, se están llevando adelante varios proyectos de reconversión de buses a combustión interna en eléctricos, principalmente de la mano de la UNLP.

Cabe recordar que en septiembre del año pasado Marcos Actis, decano de la facultad de Ingeniería de la UNLP, y Walter Mastropietro, titular de la Empresa Nueve de Julio SAT, firmaron un acuerdo para iniciar el recambio.

No obstante, varias de estas iniciativas se vieron demoradas debido a, principalmente, los problemas que surgen a la hora de importar componentes.

Con respecto al proyecto del bus eléctrico que saldría a las calles de San Salvador de Jujuy en noviembre del año pasado, fuentes indican a Portal Movilidad:

“No hay grandes avances porque se presentaron inconvenientes con la importación de algunos materiales indispensables que no permitieron concretar la reconversión. Por ejemplo, hubo problemas para ingresar cables mayados y los packs de baterías llegaron defectuosos, por lo que hubo que enviarlos de vuelta”.

“En un principio, se calculó que podría estar listo para diciembre de 2022, pero la coyuntura del país no ayuda”.

Leer más: ¿Llegan esta vez? Al menos 40 buses eléctricos se sumarían al transporte público de Buenos Aires en 2023

Destacados.

Propuesta legislativa. Con nueva Ley de Electromovilidad, Perú pasaría de vender 180 vehículos eléctricos a 20.000

Tras el viaje a China, la propuesta liderada por el ministro de Transporte y Comunicaciones busca hacer foco en la transición energética del transporte público. A pesar de los avances, el presidente de la Asociación Automotriz del Perú (AAP) subraya los desafíos como la infraestructura de carga y la complejidad política. A continuación, su propuesta para vehículos eléctricos.